Problemas con el dinero?

Problemas con el dinero? Una pregunta que sin duda debe pasar por la mente de miles y millones de personas alrededor del mundo. Es normal que, con tantos problemas económicos y financieros en la sociedad, nos preguntemos cuál es la causa o qué es lo que provoca que vivamos con tantas limitaciones en esta área de nuestra vida.

No existe una única respuesta a esta pregunta. Para saber la raíz de nuestros problemas con el dinero, es necesario tocar temas que quizá en un principio se pueda pensar que no tienen relación alguna con las finanzas; pero al analizarlos y verlos desde otra perspectiva, tendremos un mucho mejor entendimiento y comprensión que nos ayudará mucho.  Veamos tres elementos que nos impiden tener éxito con el dinero.

1. No estamos “diseñados” para usar y administrar el dinero

La creación del dinero es algo relativamente nuevo comparado con todo el tiempo que llevamos los humanos en este planeta.  Antes de su aparición, lo que hacían las personas era intercambiar bienes y servicios entre sí.  Sin embargo, este método era sumamente complejo y carecía de efectividad para la economía.

Así que, llego el dinero, lo cual simplificó mucho las cosas, pero también llegaron los problemas para administrarlo y usarlo correctamente. La gente se acostumbró a gastarlo de forma inmediata, sin planear y sin administrar. De cierta forma estaba bien, ya que en esos tiempos la esperanza de vida y los recursos como la comida eran mucho menores que hoy en día. Nadie planeaba a largo plazo, todo era tratar de consumir lo antes posible porque en cualquier momento se acababan los recursos o hasta la vida. El principal objetivo era sobrevivir.

Pero el día de hoy vivimos de forma distinta. La esperanza de vida es mucho mayor, nuestro objetivo ya no es solo sobrevivir, sino, cumplir metas mucho más complejas como viajar, estudiar, tener hijos, desarrollarnos como personas, tomar cursos, etc. Nuestra capacidad de producción es mucho mayor, por lo tanto tenemos más accesibilidad a alimentos y otro tipo de productos.  Sin embargo, seguimos utilizando el dinero como antes; de forma inmediata, sin planear, sin administrar y sin enfocarnos a largo plazo.

Para mejorar en nuestras finanzas, ayuda mucho saber que no estamos “fabricados” para administrar bien el dinero y generar riqueza y que debemos hacer algo al respecto.

2. Tratar el dinero como la comida.

Suena un poco raro, pero si nos ponemos a pensar, es totalmente cierto. Cuando tenemos hambre, la mayoría de las ocasiones lo primero que pensamos es en satisfacer nuestro antojo, lo cual significa comida chatarra. De inmediato buscamos pizza, hamburguesas y postres que nos den ese placer inmediato. Dudo mucho que alguien piense en brócoli, vegetales o alimentos orgánicos e integrales.

Cuando tenemos dinero, inmediatamente empezamos a pensar en qué gastarlo, todo de forma muy compulsiva y emocional. Estamos en la tienda y nos entra esa emoción de querer comprar la televisión de 40 pulgadas, lo hacemos y semanas después sufrimos al ver lo que debemos en las tarjeta; de la misma forma que sufrimos esos kilos extra por haber comido esa deliciosa pizza.

Si logramos identificar esos comportamientos irracionales, compulsivos y emocionales con el dinero, evitaremos muchos gastos innecesarios que en el momento parecen buenos pero que a largo plazo afectan mucho nuestras finanzas.

3. Sin una guía correcta

Desde que somos pequeños, nos empiezan a programar para pensar sobre el dinero de alguna u otra forma. Si en el hogar no había tanto dinero y se pensaba que siempre iba a haber problemas financieros, es normal que nos comportemos en base a lo que vivimos.  Si nuestros padres nos dijeron que siempre tendremos deudas, lo más seguro es que nunca podamos vivir sin ellas.

Por el contrario, si nos enseñaron a administrar el dinero de forma eficaz, lo más probable es que no tengamos problemas financieros.
Es importante identificar cómo nos programaron y guiaron con el dinero, ya que muchas veces no nos damos cuenta que nuestro comportamiento se origina de todo lo que aprendimos desde la infancia.

Estas tres causas son importantes y nos ayudan a entender por qué hay tantos problemas económicos y financieros en la sociedad.  Si no tuvimos una buena guía financiera en nuestra infancia, nunca es tarde para aprender cosas nuevas y educarnos en el tema; si gastamos compulsiva y emocionalmente, es bueno tratar de buscar formas de detener estos comportamientos. Todos estos cambios beneficiarán mucho tus finanzas.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: